PROYECTO DE ÁRBOLES CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO EN GRANADA     

Resumen del proyecto (PPT)

 

 

Fundamentos de la organización

Objetivos

Actividades

¿Por qué repoblar plantas autóctonas?

Recursos

Fundamentos de la organización

El ambicioso título de esta organización responde a un intento de llamar la atención sobre la importancia de los bosques en la supervivencia de la Tierra como un planeta vivo, especialmente en nuestros días. Mucha gente ve los bosques simplemente como un componente del paisaje puramente estético, sin ninguna función importante y, por tanto, su ausencia no les llama la atención ni tampoco les preocupa.

Pero las masas formadas por árboles y arbustos son algo más que unas bonitas zonas a las que admirar o por donde pasear; los bosques son los pilares más importantes sobre los que se sustenta el resto de los seres vivos de las zonas terrestres. Son productores encargados de captar la energía de la luz del Sol y con el agua del suelo y el CO2 obtenido de la atmósfera fabrican la materia orgánica que los forma y que después será utilizada por los animales y otros seres vivos. En este proceso, llamado fotosíntesis, se libera oxígeno, imprescindible para la vida.

Por tanto, las plantas:

  • Absorben el CO2 atmosférico (se las denomina “sumideros de CO2”).

  • Liberan Oxígeno.

  • Devuelven a la atmósfera a través de la hojas parte del agua tomada del suelo, siendo así las plantas responsables en gran medida del vapor de agua presente en la atmósfera y, por tanto, de la  formación de nubes y lluvia. Debido a este proceso las plantas suavizan las temperaturas de las zonas donde se encuentran.

  • Con sus raíces protegen al suelo de la erosión y favorecen la infiltración del agua de lluvia que pasa a formar parte de los acuíferos.

  • Son el hogar de muchos animales, cuando desaparece el bosque lo hacen también todos los animales que lo habitaban.

  • Disminuyen la contaminación atmosférica.

La captación del CO2 atmosférico realizado por las plantas las hace totalmente indispensables, especialmente hoy día,  ya que la cantidad de CO2 atmosférico sigue aumentando cada año debido a la acción humana (uso de combustibles fósiles y deforestación). Este incremento de la concentración de CO2  provoca el calentamiento de la atmósfera y también de las aguas de los océanos, lo que denominamos Calentamiento Global, que está alterando el clima de muchas zonas de la Tierra provocando fenómenos meteorológicos extremos, como grandes sequías, inundaciones, ciclones más frecuentes e intensos, etc. Además, el aumento de la temperatura de las aguas del mar y la atmósfera está produciendo una rápida fusión de los hielos del Ártico, de la Antártida y de los glaciares de todo el Planeta; como consecuencia de ello el nivel del mar aumenta 2 a 3 mm por año. (Según la Organización Meteorológica Mundial, 17 de los 18 años más cálidos han sido registrados durante este siglo, y el grado de calentamiento en los últimos tres años ha sido excepcional, siendo 2017 uno de los tres años más calurosos —junto a 2016 y 2015— desde que comenzaron los registros en 1880).

El Cambio Climático es un gravísimo problema global que afecta a todos los países y del que somos responsables los países desarrollados. Son los gobiernos de estos países los que tienen que tomar las decisiones para frenarlo y mitigar sus peligrosos efectos. Los ciudadanos de a pie también podemos ayudar de diversas maneras: presionando a los gobiernos para que tomen medidas urgentes encaminadas a disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero; también mediante el ahorro de agua y energía, reciclando, reutilizando y, en nuestro caso, sembrando árboles y arbustos autóctonos, para que absorban parte del CO2 que hemos lanzado a la atmósfera.

Y hay mucho sitio donde sembrarlos, porque la deforestación en los alrededores de la capital y en muchos municipios próximas a ella es enorme. Hay zonas que han sufrido recientemente un incendio y aún no han sido repobladas, como las laderas situadas bajo los muros del cementerio que ardieron en el verano de 2017 o las más de 200 Ha que ardieron frente a Cenes de la Vega en 2014 y que aún no están totalmente recuperadas.

Otras áreas llevan desprovistas de vegetación decenas o cientos de años, como las zonas montañosas de algunos municipios como Pinos Genil, Dúdar o Güejar Sierra, donde la fuerte pendiente de algunas laderas favorece la erosión y dificulta la regeneración natural, siempre muy lenta.

Por último,  existen zonas situadas dentro de la ciudad, como San Miguel Alto o zonas del Sacromonte, casi todas ellas de titularidad privada, que carecen de vegetación arbórea al estar sometidas a intensa presión humana.

No vamos a entrar aquí en las razones por las que los estamentos públicos no han repoblado estos espacios. Simplemente no han querido o sabido hacerlo. Hay distintos grupos y organizaciones sociales en Granada sensibles a los problemas de deforestación que  trabajan  y colaboran en la regeneración de algunas zonas deforestadas.

 Nuestra intención es convertirnos en una Asociación sin ánimo de lucro que promueva el respeto por la Naturaleza y ayude a la reforestación y recuperación de zonas deforestadas de Granada capital y sus alrededores. Igualmente, con el tiempo nos gustaría implicar en esta tarea a centros escolares para intentar despertar en  los niños y jóvenes el respeto y amor por la Naturaleza y una conciencia solidaria. 

 

Objetivos

  1. Localizar parajes donde sea necesaria la reforestación y pedir permiso para la siembra a las entidades públicas o privadas propietarias de dichos terrenos.

  2. Realizar varias siembras a principios de otoño y de invierno de árboles, arbustos y semillas autóctonas en los lugares elegidos para ello. Todas nuestras repoblaciones se realizarán con especies propias del bosque mediterráneo como: encina (Quercus ilex), coscoja (Quercus coccifera), lentisco (Pistacia lentiscus), terebinto o cornicabra (Pistacia terebinthus),  aladierno (Rhamnus alathernus), almez (Celtis australis), berberis (Berberis australis), labiérnago (Phillyrea latifolia), gayomba (Spartium junceum), retama (Retama sphaerocarpa), enebro (Juniperus oxycedrus, subsp. oxycedrus), romero (Rosmarinus officinalis) y otras especies típicas de nuestro entorno.

  3. Solicitar plantones a los Organismos Oficiales como la Consejería de Medio Ambiente que los ofrece de forma gratuita; el Vivero de la Diputación,  que los vende,  aunque subvencionados si se solicitan a través de los Ayuntamientos, Ayuntamientos, Patronato de la Alhambra, Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, etc.

  4. Solicitar ayudas para materiales para siembra o locales donde instalar un vivero a esos  mismos Organismos oficiales.

  5. Recoger dinero entre los voluntarios y en algunas empresas para la compra de plantones en la Diputación o en el vivero “Proyecto Forestal Ibérico” y también para materiales del vivero.

  6. Recoger semillas de los árboles y arbustos para sembrarlos directamente o para obtener plantones de un año o dos en el vivero.

  7. Montar un vivero donde reproducir árboles y arbustos a partir de semillas o esquejes.

  8. Proteger y cuidar las plantas sembradas mediante riegos, tras la siembra y en las épocas de sequía o verano, especialmente durante los dos primeros años.

  9. Recoger la basura, sobretodo plástico y vidrio, que encontremos en los lugares donde vayamos a reforestar o donde recojamos las semillas.

  10. Implicar a Centros de Primaria y Secundaria para que participen en las tareas de siembra y también para que desarrollen sus propios viveros de plantas para luego sembrarlas en el campo.

  11. Promover entre nuestros miembros y en la sociedad granadina el respeto y el compromiso por la conservación de  la Naturaleza.

  12. Colaborar con otras asociaciones y ONGs defensoras del medio natural.

Para lograr estos objetivos necesitamos la participación y ayuda de los Organismos Oficiales como los Ayuntamientos cuyos terrenos se van a reforestar, la Diputación Provincial, la Consejería de Medio Ambiente, el Patronato de la Alhambra y la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. Sin su participación y ayuda nuestra tarea sería mucho más difícil.

 

Actividades

  • Reunión informativa constituyente de la Asociación el jueves 13 de diciembre. En esta reunión se fijarán las bases de esta asociación, se informará a los voluntarios de los contactos realizados con las distintas Administraciones y se establecerán las fechas para la repoblación.

  •  Salidas para repoblar. Ya está fijada una fecha, el 12 y 13 de enero, para repoblar en la zona quemada en el verano del 2017 por debajo del cementerio de Granada. Y está prevista otra salida, también en enero, para repoblar en el término municipal de Pinos Genil.

  • Salidas para regar las plantas durante las épocas de sequía, única forma de que las planas sobrevivan a los veranos cada vez más cálidos y largos.

  • Contactos periódicos con las distintas Administraciones para recabar su participación en proyectos o ayudas para la repoblación en forma de materiales y plantas.

  • Formación de un vivero. El Ayuntamiento de Pinos Genil ha cedido un terrero con agua para instalar un vivero donde poder reproducir las plantas a partir de semillas.

  • Recolección de semillas. Ya se han recogido varios miles de bellotas de encina de la zona del Llano de la Perdiz y Canales que serán sembradas en las diferentes salidas a lo largo del mes de enero. Estas semillas estarán pre-germinadas para favorecer el desarrollo de la futura planta.

  • Se está diseñando una página web para informar de la actividad de la Asociación y divulgar informaciones sobre actividades relacionadas con la repoblación y la conservación del Medio Ambiente.

  • Evaluación de nuestra actividad. Pretendemos llevar un control del éxito de la repoblación, computando el número de plantas que sobreviven pasado un año y dos años tras la siembra, intentando conocer cuáles son los factores que han influido en la muerte de la planta o en la no germinación de las semillas, de tal modo que podamos mejorar el rendimiento de nuestra actividad. Para ello es necesario la colaboración de los voluntarios en el cuidado y control de las semillas y plantas que cada uno ha sembrado.

 

¿Por qué repoblar plantas autóctonas?

La política forestal seguida en España durante el siglo XX  fue repoblar zonas carentes de vegetación o con la vegetación muy degradada con coníferas, especialmente pinos.  Los pinos son árboles de rápido crecimiento, que además pueden tener un interés económico por la comercialización de su madera. Desde hace unos años se ha detectado el “decaimiento” de amplias masas forestales de pinos en la provincia de Granada, según parece debido al estrés provocado por el Cambio climático  (veranos más largos, cálidos y secos) que los hacen más sensibles a todo tipo de plagas, problema que se ve agravado por la alta densidad de estas masas de pinos y su falta de variabilidad.

Por ello, nuestra intención es sembrar plantas autóctonas, pero no solo árboles, sino también arbustos, ya que en el bosque mediterráneo bajo el estrato arbóreo existe un abundante estrato arbustivo, de gran diversidad y de crecimiento a veces más fácil y rápido. Además, algunos de los arbustos pueden servir como matorral “nodriza” que ayude a la supervivencia de los árboles. La diversidad de especies arbóreas favorece la diversidad de animales que habitan en ella, ya que los tipos de alimentos que ofrecen son muy variados.

Además, las plantas autóctonas como encinas, lentiscos o retamas son más resistentes a los fuegos que los pinos, arden con más dificultad y muchas de ellas no mueren en el incendio, retallando al año próximo y recuperando de forma natural el bosque quemado.

Así mismo, al existir más variabilidad, si una especie sufre una plaga, el bosque no muere sino que otras especies ocuparán el espacio dejado por los árboles o arbustos muertos.

 

Recursos                                                                                

Nuestra asociación precisa de recursos humanos, materiales y económicos que posibiliten la consecución de nuestros objetivos:

  • Los Recursos Humanos los componen los miembros de la Asociación de Árboles contra el Cambio Climático en Granada (ACCC), los voluntarios y los profesores y alumnos que en un futuro se unan a nosotros y los empleados de las Administraciones públicas que colaboren con nosotros.

  • Los Recursos Materiales son el Vivero y todos los útiles necesarios para su funcionamiento como herramientas, semillas, bandejas forestales de alvéolos, agua, mantillo, abonos, etc.

Las herramientas necesarias para realizar la repoblación en el campo como escardillos o palines y también los protectores para las plantas, cañas o palos para marcar los lugares de siembra, etc. 

Gomas o tuberías para regar, junto a conectores y grifos finales.

Un remolque o carrito y una cuba para transportar el agua hasta la zona de repoblación. El agua para riego debe ser no potable y por ello es un recurso a veces difícil de obtener

Enganche o bola en un coche para poder transportar el carrito .

Además, es necesario mantener y costear una página web para dar difusión a nuestro proyecto.

  • Los Recursos Económicos son necesarios para comprar todos los materiales arriba expuestos y para hacer frente a los numerosos gastos que van surgiendo. Desde el comienzo su Presidenta ha ido costeando de su propio dinero todas las necesidades de la Asociación: página web, compra de plantas, materiales para el vivero, enganche para el coche, etc.

Desde marzo de 2019 Acccgranada.org tiene un grupo en la plataforma online teaming.net. Las aportaciones de un euro al mes de los socios, voluntarios y simpatizantes de la Asociación pasarán a la cuenta bancaria de Acccgranada.org a nombre de María Dolores Ortega Reyes, Presidenta de la asociación. 

Mantener una cuenta bancaria a nombre de Accgranada.org cuesta 9 euros al mes y cada movimiento lleva una comisión. Por ello, la cuenta es nominal y será gestionada por la Presidenta de Asociación y la Junta Directiva.

Aportaciones voluntarias de los socios hasta 30 euros al mes a la misma cuenta

 

Somos conscientes de que la repoblación de nuestros montes con especies autóctonas es un papel que debería asumir la Administración Pública o los propietarios de las tierras, pero la lamentable situación de algunos de estos montes exige que nos pongamos en marcha todos y cada uno de nosotros.

También somos conscientes de la dificultad que entraña nuestro proyecto, ya que no solo depende de nuestro esfuerzo personal, sino también de la colaboración de la ciudadanía y de las Administraciones Públicas. Pero como dijo Nelson Mandela “Todo parece imposible hasta que se hace”.

 

Este proyecto ha sido elaborado por María Dolores Ortega Reyes

Licenciada en Biología y Veterinaria. Doctora en Veterinaria

.

 
 
 
 
 
LENTISCO
ESPINO ALBAR
GAYOMBA

2018. Creado por Lola Ortega para ACCCGRANADA.